Aguadas

 

aguadas

Fundado en 1808. En enero de 1814 entra en vigencia el Decreto por medio del cual se eleva a la categoría de Municipio. Fue fundado por Narciso Estrada, José Antonio Villegas, José Rafael Trujillo, José Antonio Pérez y José Salvador Isaza.

Dice la historia que por esta época, llego de Sonsón a “LA AGUADA”, una señora doña MANUELA OCAMPO acompañada de dos hijos, y planto su choza unos metros arriba de la esquina norte del actual Parque de Bolívar (según Juan Calderón). Mientras ella preparaba comestibles y hospedaje para los transeúntes, sus hijos abrían monte y establecían cultivos. Poco tiempo después tenía una habitación más cómoda y amplias parcelas productivas. Algunos Antioqueños, informados de los buenos negocios realizados en la “Fonda de Manuela” se vinieron y construyeron ranchos cerca de la primitiva. Pasado algún tiempo, el número de fondas y habitantes era considerable. En 1808 llega de Arma Don JOSE NARCISO ESTRADA CASTRO, “varón vigoroso y pujante”, y se hospedaron en la fonda de Manuela; días después, levanta un horno para quemar teja, en sitio aledaño al actual “barrio Obrero” y edifica una amplia casa de habitación en donde funciona el Asilo de Ancianos. Como todas las viviendas de entonces, eran pajizas la habitación de Don Narciso fue llamada “CASA DE TEJA”, por ser la primera techada con este material. Esta casa existió hasta hace poco porque fue derribada. Meses mas tarde llego Don José Antonio Villegas (hijo de don Felipe Villegas, el de la celebre concesión de tierras del sur Antioquia), fundador de Abejorrál y se hospedo en la casa teja de Don Narciso; este le refirió su deseo de FUNDAR UN PUEBLO, en esta región y propuso a Don José Antonio se quedara, lo que así sucedió; el señor Villegas hizo regresar los peones que traía y los animales fueron “en rastrojados” en los sitios donde hoy operan el hospital “San José” y el Estadio “olivares”. Sabedor Don José Villegas de que Don Juan Antonio Pérez (hábil en trazos pues tenis conocimientos de ingeniería) se encontraba en Sonsón, le dirigió una comunicación, donde le llamaba, también se envió carta a Don JOSE SALVADOR ISAZA, quien había tomado parte de la fundación de Abejorrál y a la que a la sazón, residía allí.